Con propiedades que promedian los US$ 3,5 millones, este oasis dentro de la ciudad es el preferido por un público refinado que busca sofisticación y tranquilidad; la oferta no abunda, pero el mercado se mueve.

Sofisticado, señorial, exclusivo. Palermo Chico es, sin duda, un oasis dentro de la ciudad. Es que este sector de la Capital, que se desarrolla entre la Avenida del Libertador, Juez Tedín, Tagle, Salguero y Cavia, concentra, a su vez, dos pequeños barrios, cada uno con un encanto especial: el Barrio Parque y Grand Bourg.

Desarrollado a partir de 1912, Barrio Parque está delimitado por la avenida Figueroa Alcorta, entre Tagle y San Martín de Tours, y fue diseñado por Carlos Thays. Durante el siglo XIX fue conocido como Barrio de las Ranas, por la gran cantidad de batracios que había en la zona. Con calles curvas, diagonales y construcciones de estilos clásico y moderno, su arquitectura es única.

Residencial, tranquilo para quienes así lo deseen está a minutos de las zonas donde se desarrollan las principales actividades bancarias y corporativas de Buenos Aires, lo que le otorga un plus inmejorable.

Si bien es un área que en general no presenta grandes movimientos, hoy hay una importante oferta de casas que, según los expertos en este mercado, supera el 5 por ciento del total. Hay más de una decena de propiedades en venta sobre las 200 que se levantan en este refinado reducto urbano.

“Se trata de uno de los lugares más cotizados y elegidos de Buenos Aires, y por eso los valores no sufren los vaivenes económicos del resto del país. Claro que las ventas no son rápidas: una casa en promedio no se vende antes de los seis meses o un año. En cuanto a los precios, van de 1,5 a 5,5 millones de dólares; por lo tanto, los compradores son de altísimo poder adquisitivo, diferentes de los que existían hace 20 o 30 años”, explica Federico Montoreano, presidente de la inmobiliaria FAM y vecino del lugar desde hace más de 30.

Montoreano, cuya inmobiliaria comercializa algunas de las propiedades en venta, destaca que las calles Ombú, Mariscal Castilla y Juez Tedín son las más buscadas. “Ombú está en el centro del barrio; es una calle redonda, con importantes casas con jardín y pileta. Allí el metro cuadrado promedia los 5000 dólares, a lo que debe sumarse el metro cuadrado construido”, explica.

“En la zona hay distintas formas de tasar una casa: una es por el valor de la tierra medida por su ubicación y frente, más el precio de la casa en función de la categoría, el estado y los materiales de construcción. Por una cuestión de seguridad, en general los clientes prefieren no poner carteles de venta en su propiedad”, agrega.

Fernando Cancel, presidente de Kantai, hace su aporte: “En Barrio Parque siempre hay movimiento, es pausado porque se manejan valores importantes, pero la gente que compra es selectiva y tiene la capacidad económica para hacerlo. Hoy hay opciones de casas en venta, una en buen estado se comercializa a partir de 1,5 millones de dólares, mientras que el promedio ronda los 2,5 millones. Muchos se mudan a otras casas o departamentos en la zona. Es un público muy fiel el de este barrio, que valora la posibilidad de tener una casa como si estuviera en San Isidro, pero a 10 minutos del centro porteño, ya que hoy el tránsito complica todo y el tiempo es prioritario”.

Cancel agrega que en general las casas fueron refaccionadas y que quedan muy pocas en su estado original. “En general, los terrenos en Juez Tedín tienen 10 metros de frente más 30 de fondo y 15 que se le ganaron al ferrocarril; son jardines de 45 metros. Nuevo construido hay poco, y muchas casas han sido catalogadas como Area de Protección Histórica. En lo que es Palermo Chico los valores de los edificios nuevos (Grand Bourg, Le Parc) pueden sorprender y alcanzar los 6000 o 7000 dólares el m2; claro que no son precios de tasación de mercado, ya que aquí se paga lo que pide el vendedor; es como si comprara el cuadro de un gran artista”, define.

De otros tiempos

A escasos metros de Barrio Parque se encuentra el sector denominado Grand Bourg. La zona, que rodea el Instituto Nacional Sanmartiniano y comprende las calles Rufino de Elizalde, Aguado y Zenteno, reúne en conjunto grandes residencias, muchas destinadas a embajadas, algunos museos (como el Metropolitano) o casas históricas como la de Victoria Ocampo, todas construcciones del siglo pasado y algunos edificios de departamentos de gran categoría.

La titular de Exa Propiedades, Mercedes Bazterrica, destaca que lo que se ofrece en la zona son unidades exclusivas en edificios premium que han llegado a venderse a 8000 dólares el m2. “En Barrio Parque hay demanda y lo más buscado son las casas con jardín, con altos valores, de los 2 a 5 millones de dólares. Son propiedades grandes, de más de 400 m2, y el público que compra es gente joven o de zona norte que quiere vivir cerca del Centro, o argentinos que vivieron en el exterior y vuelven al país.”

La firma comercializa una casa en Palermo Chico en 2 millones de dólares; es decir, 5000 dólares el m2 cubierto.

Leandro Soldati, director de Soldati Propiedades, explica: “Barrio Parque es una zona particular dentro de Palermo Chico, permite vivir en una casa, en un entorno de gran privacidad y seguridad por la gran presencia de embajadas (custodiadas por garitas). Se mantiene elegante para un mercado selecto en un clima refinado y rodeado de verde. Los compradores de Barrio Parque, más allá de sus posibilidades económicas, están interiorizados y pretenden respuestas individuales a sus necesidades de vivienda, además de buscar una zona que respalde su inversión a través del tiempo”.

Soldati comenta que para tomar una de las propiedades “un cliente nuestro nos pidió un relevamiento de mercado en esa zona. Son muy meticulosos y conocedores y querían una tasación acorde con los valores del lugar.” La firma tiene actualmente en venta dos casas, en el orden de los 3,5 y 4,8 millones de dólares.

Lo nuevo

En Palermo Chico se construyen edificios modernos y de gran categoría que buscan estar en sintonía con el entorno edilicio. La firma Bullrich comercializa uno sobre Salguero, a metros de Castex. Cuenta con diseño exclusivo, y el proyecto ofrece amenities como pileta climatizada, gimnasio, vestuarios, hidromasaje y SUM.

“Apuntamos a un público ABC 1; este tipo de unidades casi no existen en el mercado, son cuatro unidades por piso, dos dormitorios con y sin dependencias y tres con dependencias, todos en suite y de 130 m2. Los que compraron son matrimonios, jóvenes y gente sola. Los precios oscilan entre 2700 y 3000 dólares el m2″, completa Graciela Nicolini, gerente de emprendimientos de la firma.

Juan Fernández Mugica

PALERMO CHICO

  • Avenida del Libertador y San Martín de Tours. Piso de 343 m2 reciclado a nuevo en una torre del arquitecto Mario Roberto Alvarez.
    Valor: 1,5 millones de dólares
  • Castex y Coronel Díaz, casa de 400 metros cuadrados con jardín y cochera.
    Precio: 2 millones de dólares.

BARRIO PARQUE

  • Mora Fernández y Juez Tedín, casa de 650 m2 reciclada a nuevo. Cuatro pisos con ascensor, cuatro dormitorios, dependencias, escritorio, playroom, gimnasio, sauna, gran hidromasaje, parrilla y jardín con piscina climatizada.
    Valor: 3,5 millones de dólares.
  • Eduardo Costa y Figueroa Alcorta. Propiedad de 1000 m2 desarrollada en cuatro pisos con ascensor vidriado, cuatro suites y suite de huéspedes, escritorio, quincho, sauna, garaje para cinco autos (el último piso tiene piscina y solárium).
    Precio: 4,8 millones de dólares.

HISTORIA

El Barrio Parque de Palermo Chico fue trazado por Carlos Thays en 1912, en terrenos que hasta 1895 pertenecieron a Saturnino Unzué; por entonces, en la zona había un tambo y vacas que iban a pastar a las barrancas de la actual plaza Francia. La avenida Figueroa Alcorta se abrió en 1908, también con proyecto y forestación de Carlos Thays.

Es un área con normas especiales de edificación, que restringen la altura, densidad y radicación de comercios, entre otras cosas, y es considerada de interés arquitectónico por la unidad de estilo. La arquitectura y los espacios verdes se unen, formando un paseo de importantes residencias y destacados edificios. Recorrerlo es descubrir un conjunto de gran armonía, añosa forestación, más calles curvas que generan un recorrido libre.

Juan Fernández Mugica, 23 de octubre de 2010.
Publicado por La Nación.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Etiquetas:  

Comments are closed.