Desde hace unos años, la tendencia es alejarse del Centro; el corredor norte, entre los preferidos por las empresas.

Los barrios de Núñez y Belgrano son receptores de desarrollos orientados al segmento profesional con oficinas y estudios, y son vistos como la solución ideal para las empresas y los trabajadores independientes que buscan alejarse del microcentro y sus problemas de tránsito. En ese sector se pueden encontrar siete desarrollos recién terminados o a punto de concluir.

“El crecimiento está en el orden de casi el 300%. La demanda responde muy bien y a pesar del gran aumento en la cantidad de emprendimientos, el mercado está absorbiéndolo positivamente”, comentó Mario Korn, presidente de Korn Propiedades, firma comercializadora de Ambient Bureaux, en Belgrano.

Desde hace unos 15 años se experimenta una tendencia hacia la descentralización. “Corredores como los de la Avenida del Libertador y la Panamericana se fueron afianzando como polos de atracción de empresas de diversos tipos”, explicó Miguel Ludmer, director de Interwin Marketing Inmobiliario, empresa que comercializa tres nuevos edificios en Núñez y Belgrano.

Este alejamiento de las oficinas del tradicional centro porteño se pudo dar debido a la muy buena infraestructura de servicios y a la gran accesibilidad con la que cuenta la zona con las numerosas líneas de colectivos, trenes y con la línea D del subte, cuya extensión ayudó al impulso de Belgrano.

Ludmer agregó: “En estos barrios se vive una atmósfera más desestructurada y distendida, alejada de la vorágine del microcentro”.

Este alejamiento también motivó un cambio positivo en el ambiente de trabajo de las empresas que se instalan ahí. “Hasta hace un tiempo teníamos oficinas en el Centro; ahora estamos sobre Libertador y puedo asegurar que el cambio que generó la mudanza a nivel interno fue rotundo. Ahora se nota más tranquilidad y distensión en el ambiente”, comentó Lucas Zalcwas, director general de la constructora P&S, que construye tres edificios en Belgrano.

En Ruiz Huidobro al 1600 y Paroissien al 1800, a metros de la Avenida del Libertador, se encuentran dos emprendimientos comercializados por Interwin, desde 154.131 dólares. El primero se compone de 15 estudios de 50 y 70 m2, y el segundo de ocho pisos con unidades apto profesional de 98 y 118 m2. Ambos proyectos cuentan con cocheras propias.

Este barrio se divide en zonas conocidas como Bajo Belgrano, Belgrano C y Belgrano R.

“En el corredor de avenida del Libertador, desde La Pampa hasta Congreso, se desarrollan muchos emprendimientos de oficinas a los que la demanda respondió y sigue apostando de manera satisfactoria”, amplió Ludmer.

Interwin comercializa en Monroe al 2200, a sólo dos cuadras de la avenida Cabildo y muy cercano al subte D, un edificio de ocho pisos de 145 m2 cada uno, divisibles en unidades de 62 y 83 m2. Al emprendimiento, que cuenta con cocheras, salón de usos múltiples, terraza y cerramiento de curtain wall, se puede acceder abonando un 50% en efectivo y el resto en 12 cuotas. En la zona de La Imprenta, en Migueletes 1227, se encuentra Ambient Bureaux con diez plantas libres de 340 m2 y la posibilidad de dividirlas en oficinas flexibles de 60 a 170 m2 y un estacionamiento con espacio para 36 autos. Se comercializan desde 200.000 dólares.

Este emprendimiento se caracteriza por su diseño arquitectónico bioclimático, que prioriza la seguridad, el confort térmico y el ahorro de energía. Presenta otras características sustentables como un sistema de recuperación de agua de lluvia para uso de los sanitarios y paneles fotovoltaicos en techos. Por su parte, la empresa P&S construye en Avenida del Libertador entre Juramento y Echeverría un complejo de dos edificios, Nuevo Libertador I, ya terminado, y Nuevo Libertador II a punto de concluir. Cuenta con 13 pisos de 494 m2 divididos en plantas libres y flexibles para estudios profesionales con superficies desde 40 m2. Además ofrece un frente de más de 60 m2 ideal para el segmento corporativo.

Por otro lado, P&S también está construyendo el emprendimiento Libertador Square, sobre Av. del Libertador al 6802, esquina Quesada, con una superficie de obra de 11.650 m2, cuya posesión se prevé para octubre del año próximo. “El crecimiento fue exponencial en los últimos años y lo más positivo de esta situación fue lo rápido que absorbió el mercado las unidades construidas. Todos los proyectos que nosotros hemos construido en la zona están vendidos. Al terminar las obras se habitan casi automáticamente”, concluyó Zalcwas.

En alza

El barrio de Núñez fue fundado como un pueblo en abril de 1873. Hoy es una de las zonas de la ciudad de Buenos Aires de mayor crecimiento edilicio y los desarrolladores dan cuenta de eso. El Barrio Chino, en Belgrano, es también un circuito de inmuebles de oficinas..

Azalía Rivero Pomarino, 3 de octubre de 2011.
Publicado por La Nación.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Etiquetas:  

Comments are closed.