Con una cifra superior a los diez millones de dólares, el Grupo Brito compró la parte de la compañía chilena Saieh.

En Carmelo, Uruguay, se vendió el Four Seasons Resort Carmelo y se lanzó Carmelo Golf, nuevo proyecto con cancha de golf en esta zona uruguaya. Real Assets y Eidico fueron las dos compañías que hicieron posible concretar la operación por una cifra superior a los diez millones de dólares.

El hotel de 44 lujosas habitaciones que seguirá operado por Four Seasons fue vendido a un fondo de Real Estate liderado por Eduardo Pacha Cantón y Alejandro Crespo, cuyo principal inversor es el Grupo Brito, una de las principales compañías financieras argentina.

La estructuración de la adquisición del Four Seasons Resort Carmelo, luego de un proceso de un año en el que acordaron las condiciones de compra con la cadena Four Seasons y el grupo chileno Saieh, que había adquirido este hotel juntamente con el Four Seasons de Buenos Aires y el hotel Hyatt de Santiago, Chile, en una transacción por más de 120 millones de dólares.

La compleja operación implicó la división del negocio mediante la venta del hotel y el lanzamiento de Carmelo Golf, un barrio cerrado de 220 lotes y 12 chacras con cancha de golf, driving range, lagunas, zona hípica, cancha de polo, que cuenta con 100 lotes vendidos y polo, es un joint venture entre Real Assets y Eidico.

Ambos emprendimientos se encuentran en el corazón de Puerto Carmelo. “Esta zona es un secreto bien guardado”, comenta Matías García Guevara, director de Real Assets SA. Puerto Carmelo es un desarrollo ya consolidado que cuenta con un aeropuerto internacional que recibe la mayor cantidad de vuelos privados de Uruguay. Además, “tiene el único puerto náutico privado, el mejor hotel cinco estrellas, clubes de campo y un barrio de chacras, separado del pintoresco pueblo de Carmelo por sólo cinco kilómetros de una angosta ruta arbolada y rodeada de viñedos”, agrega García Guevara.

Entre el hotel y el barrio privado completan unas 300 hectáreas de tierra, en el kilómetro 262 de la ruta 21, a siete kilómetros de Carmelo, en el departamento de Colonia, Uruguay. El Four Seasons Resort Carmelo es un hotel de estilo Bali, que fue inaugurado en 1999 como Madison y desde 2002 lo opera Four Seasons. “Es el más premiado de América del Sur, elegido como el mejor hotel y spa por Condé Nast “, sostiene García Guevara.

Está en un entorno frondoso de pinos y eucaliptos junto al Río de la Plata. “La gastronomía y el spa panasiático prometen la paz propia de los templos”, expresa el ejecutivo comercializador. A los huéspedes los aguardan golf competitivo, cabalgatas y una pintoresca ribera a un paso de Buenos Aires o Montevideo. Las habitaciones se distribuyen por seis river view bungalows de 90 m2, 14 bungalows de 90 m2 con vistas naturales y 24 suites en dos niveles de 120 m2 que miran al río a lo lejos. Entre los amenities posee spa, gimnasio de 800 m2, piletas cubierta y descubierta, playa, dos canchas de tenis, dos restaurantes, un centro de convenciones y casino.

Urbanización cerrada

El desarrollo de Carmelo Golf está a cargo de la compañía Desarrollos Inmobiliarios del Este SA con una inversión total proyectada de 15.000.000 de dólares, y se encuentra frente al Four Seasons Resort Carmelo. Cuenta con una superficie de 270 hectáreas con 220 lotes de entre 3000 y 4000 m2 y 12 chacras de cinco hectáreas cada una. Las parcelas, ubicadas frente al golf, polo y el lago, se comercializan a valores entre 40.000 y 90.000 dólares. Mientras tanto, las chacras se venden a precios entre 200.000 y 350.000 dólares.

El diseño urbanístico corresponde a Lacroze-Miguenz-Pratti-Iglesias Molli-Steverlynck Arquitectos. El de la cancha de golf de 18 hoyos par 72 pertenece a Randy Thompson y American Golf Course Design LTDA. La estructura jurídica de este emprendimiento es un club de campo subdividido en propiedad horizontal aprobado con escritura inmediata.

Javier Reyes, 18 de octubre de 2010.
Publicado por La Nación.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 

Comments are closed.