Oficinas premium en Saavedra

26/04/2010, en Novedades TOP, por admin
Ubicación clave

Intecons, una torre inteligente, está cerca de finalizar su obra. Con una inversión de 35 millones de dólares, busca convertirse en un ícono, a metros de la Panamericana.

La descentralización de las oficinas es parte de una tendencia que continúa incluso en barrios donde antes era impensada la construcción de edificios de este tipo con unidades de primer nivel. Así, se han sumado en forma progresiva desarrollos en diferentes zonas porteñas. Ahora es el turno de Saavedra.

En los últimos tiempos, este tradicional barrio porteño ganó más importancia, en gran medida por la instalación de un centro comercial, el DOT. Una referencia por cierto ineludible que ha tenido en cuenta la firma desarrolladora Intecons a la hora de pensar en un proyecto de oficinas de 23 pisos. La firma es a su vez fiduciaria del fideicomiso y gerenciadora de la obra. Ezequiel Camps, director comercial de Intecons, aporta datos: “La torre clase A, ubicada a 100 metros del shopping, cuenta con un volumen de obra de 33.000 metros cuadrados totales, aunque son 16.500 m2 de oficinas, con 280 cocheras divididas en dos subsuelos. En total son 22 plantas de oficinas, de las cuales 11 cuentan con 900 metros cuadrados y las restantes, con 600 metros cuadrados; además tiene 16 cocheras de cortesía.

Entre las empresas que ya se han instalado figuran Mercado Libre y Assist Card”. Hay empresas que eligieron adquirir sus oficinas en esta torre alejada del Centro, que pertenecen a diferentes rubros.

Una característica de este edificio, que se advierte como un faro en esa área en expansión, es tal vez la de crear un fuerte polo comercial.

El punto a favor del emplazamiento de esta torre es que las empresas prefieren instalarse en la ciudad porque de este modo evitan la carga impositiva (que es mayor del lado de la provincia) y a la vez disfrutan de la cercanía al acceso a la Panamericana para los que viven fuera de Buenos Aires.

Camps comenta que la inversión de la torre es de 35 millones de dólares. El edificio se ha encarado como un fideicomiso de construcción al costo.

Respecto de la ubicación, Facundo Achával y Alejandro Reyser, de las firmas Toribio Achával y Cushman & Wakefield, que comercializan el edificio sólo para el alquiler de las oficinas, opinan: “Una de las virtudes más sobresalientes es la ubicación, que es clave para las empresas que instalan sus empresas en un parque industrial de Pilar o de Rosario, pero que tienen su sede comercial y legal en Buenos Aires. Además, es muy importante contar con la cercanía al shopping por todo lo que ofrece a la gente que trabaje en esas nuevas oficinas, ya que tiene patio de comidas y un lugar de compras, además de todos los servicios. Lo mismo que el estacionamiento.”

Opciones

Si bien el edificio cuenta con cocheras de cortesía, es cierto que el shopping es una opción interesante donde dejar el auto para quien tenga que ir al edificio.

Camps explica que “se calcula que la torre Intecons estará terminado a mediados de este año; tal vez la entrega de las plantas será para agosto”. Otra particularidad del edificio es que sólo queda para alquilar el 30%. El resto está vendido a empresas de diferentes rubros.

Achával, opina: “Es un edificio inteligente de oficinas clase A, único en la zona. Por eso pensamos que puede ser un ícono en el barrio de Saavedra, con el beneficio de acceder a la provincia en instantes”. A lo que Reyser agrega: “Obviamente que la llegada de este edificio colaborará, como el shopping, a transformar paulatinamente la zona”.

Muchos de los que compraron pensaron que era una buena oportunidad que ofrecía el fideicomiso al costo, y esa inversión les permitió adquirir así su propia oficina. Los brokers detallan algunos aspectos de interés para los que buscan mudarse allí. “Las plantas se pueden utilizar desde los 300 metros cuadrados hasta los 3000. Son flexibles, divisibles, y se adaptan a las necesidades de cada empresa.”

Entre algunas de las características que ofrece están la identificación con un sistema digital de huellas, la aplicación del VRV en materia de aire acondicionado y desde luego ascensores de última generación. También se destinarán espacios para servicios a quienes ocupen el edificio, así como está prevista una gran sala para auditorio.

Reyser y Achával coinciden en que este emprendimiento premium responde a las necesidades de la nueva demanda, con un edificio cuyo diseño en torre se diferencia de los que están instalados en la zona norte, además de su propuesta eficiente y de calidad. En materia de precios, calcula entre 23 y 28 dólares el metro cuadrado para el alquiler de las plantas.

Y, desde luego, los que se instalen ahí cuentan con algunos beneficios impositivos, como el de evitar algunos de los impuestos que sí están vigentes del lado de la provincia.

Adriana B. Anzillotti ,26 de abril de 2010.
publicado en  La Nación.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Etiquetas:  

Comments are closed.