Desde febrero último hubo un crecimiento en las operaciones según el Business Point Inmobiliario NOA

 

El economista Carlos Melconian responde a la requisitoria períodistica

SALTA.- Reactivación del sector de la construcción, seguridad en la inversión en ladrillos y acomodamiento de precios. Esas son sólo algunas de las conclusiones a las que se llegó en el Business Point Inmobiliario NOA, foro que se realizó en esta ciudad y del que participaron, entre otros, Roberto Arévalo, secretario general de la Cámara Inmobiliaria Argentina desde la perspectiva nacional; el titular de la entidad local, ingeniero Juan Martín Biella, y el economista Carlos Melconian.

El análisis se hizo en el marco de la Tercera Feria Internacional de Construcción y Decoración, Primer Encuentro de Desarrollos Inmobiliarios y Octavo Salón de Proveedores de la Industria Hotelera y Gastronómica, de la que participaron cerca de 120 expositores en el Centro de Convenciones de Limache y que fue recorrida por unos 3000 visitantes, cifra significativa si se tiene en cuenta la especialización de la muestra.

Arévalo afirmó que hay reactivación de la construcción y que pese al aumento de los insumos siguen las obras: “En la medida de lo posible los desarrolladores hacen milagros tratando de no trasladar a los precios el aumento que experimentaron los insumos, que en lo que va del año llega al 40% y que se ve agilizado con los sistemas de fideicomiso y fideicomiso al costo”.

Recordó, también, que desde marzo de 2008 y durante todo 2009 se palpó la crisis en todos los niveles. Incluso “muchos emprendedores en Buenos Aires no llegaron a concretar su proyecto a pesar de tener reservados terrenos para poder construir porque había incertidumbre absoluta, y aunque la incertidumbre sigue están apostando más”.

Destacó que ahora hay más facilidad para comprar un inmueble nuevo, lo que va en detrimento del usado, que “se compra al contado o al contado, mientras los nuevos se pueden adquirir en 36 meses con precios más que razonables”.

Contó que la demanda proviene de sectores de altos ingresos ya que a la clase media le cuesta acceder, y dijo que el anuncio de la presidenta Cristina Fernández de un plan de créditos del Banco Nación para los asalariados “ojalá tenga éxito, pero nos preocupa la tasa de dos dígitos que es de 12,75%”. Además manifestó que la “gente retomó confianza en el ladrillo”, que hay un crecimiento entre la oferta y la demanda, y que en “emprendimientos de los desarrollistas en Salta hay edificios que desde el pozo están totalmente vendidos”, agregando que la incertidumbre es por un problema más político que económico, pero que “la situación económica va a depender de la política, todo está concatenado”.

El ingeniero Biella, en tanto, remarcó: “Con dólar fijo y una inflación del 25% las propiedades van a bajar su precio y eso alienta al inversor, pero las construcciones nuevas tendrán que ceder rentabilidad”.

Agregó que en Salta el metro cuadrado está en US$ 1300 contra los US$ 1100 de Córdoba. Los créditos del Banco Nación hasta $ 450.000 incentivan las compras porque hay propiedades de 100.000 dólares y que en la capital hay 30 millones de dólares invertidos, lo que representa unas 300 unidades en venta.

Afectará la rentabilidad

Uno de los platos fuertes de la reunión fue la presencia de Carlos Melconian. El economista expresó: “Hay cosas que juegan en favor y cosas que juegan en contra. La graduación que el Real Estate ha tenido en todos estos tiempos es que en épocas de crisis la propiedad mostró que no se desplomó y si bien disminuyó la cantidad de operaciones fue un activo de valor que se sostuvo. Y eso es muy importante”.

Dijo que a muy corto plazo los emprendimientos nuevos tendrán un aumento de precios razonable, “pero en un escenario de dólar quieto con inflación al 25% van a subir los costos de la construcción en dólares y entonces el margen del precio de venta y precio de construcción se achicará violentamente. Eso a la economía no le sirve mucho, porque la construcción y el segmento inmobiliario en particular son un fortísimo motor de la macroeconomía”.

Ante la consulta de LA NACION sobre la posibilidad de una burbuja inmobiliaria respondió: “Cuando uno ve los precios no se percibe burbuja. Sacando edificios emblemáticos de la ciudad de Buenos Aires, cuando la gente me dice 4 o 5000 dólares el metro yo no le doy importancia porque la verdad son 10 edificios de la Argentina o 15 cuadras. Pero sí hay zonas que se han consolidado en 2500, 2800 y 3000 dólares el m2. Eso es para decir compré en un lugar triple A que ni las crisis me lo voltean y no para decir voy a ganar 500 dólares por metro en un año. Eso no”.

La megaexposición incluyó conferencias y charlas, y según los asistentes, la organización de la cámara salteña y de Jóvenes Empresarios de Comercio e Industria fue notable. Al respecto, Biella destacó el esfuerzo compartido de inmobiliarios, desarrolladores, arquitectos, ingenieros, diseñadores y otros referentes.

Carlos F. Pastrana, 3 de mayo de 2010.
Publicado por La Nación.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Etiquetas:  

Comments are closed.