Los complejos top con servicios durante todo el año proponen una oferta de unidades que seduce a los inversores; cuánto se revalorizaron los emprendimientos.

El mercado inmobiliario de la costa está cumpliendo las promesas. Los proyectos presentados durante temporadas pasadas avanzan, cierran etapas e inauguran nuevos ciclos. Costa Esmeralda es el proyecto que Eidico lanzó en 2004. Es un master plan de 1000 hectáreas, 850 se destinaron ala generación de 3800 lotes.

“Durante el lanzamiento vendíamos los primeros lotes a US$ 5000 que se financiaban a tres años y que hoy se ofrecen a US$ 25.000″, explica Mateo Salinas, presidente de la desarrolladora y agrega que en el caso de las tierras más cercanas al mar, el ticket en el 2009 oscilaba los US$ 60.000 y hoy se venden a US$ 200.000. El proyecto está ubicado en el kilómetro 380 de la ruta 11, entre Pinamar y Cariló. Posee distintos barrios y áreas residenciales diseñadas de forma que quedan bien delimitadas las áreas de alta densidad de las de baja. Hoy desarrollan el primer complejo de cuatro edificios que ofrecen departamentos dedos, tres y cuatro ambientes con terraza en donde el valor del m2 promedia los US$ 2200 que pueden adquirirse por suscripción. Tres ya están colocados y se está presentando el cuarto con 35 unidades de 73 m2 promedio. “Este emprendimiento de descanso junto al mar surgió como solución a la saturación estructural que experimentan Cariló y Pinamar”, señala Juan Carlos Bartolomé, director del proyecto que en julio lanzó y suscribió el 100 por ciento del barrio Maritimo 3, 160 lotes con acceso directo y a pocos metros de la playa. “En un mes se suscribió por completo, lo que es un claro reflejo de que la gente sigue apostando al mercado inmobiliario”, afirma Bartolomé.

Salinas agrega que desde el lanzamiento del proyecto en 2004 se suscribieron US$120 millones, que hoy producto de la revalorización del proyecto representan US$ 300 millones.

“Esa ganancia fue de las personas que suscribieron”, agrega Salinas. El emprendimiento tiene 1200 casas terminadas, se construyen un promedio de 300 por año. “Esta temporada hay 7000 familias veraneando. Hay veinte familias que viven en forma permanente. La conectividad y trabajo freelance permiten esa posibilidad”", concluye el ejecutivo.

Otro proyecto del área es El Salvaje que demandará US$ 15 millones yen el que ya se invirtieron US$ 5 millones. Un emprendimiento de chacras marítimas en 379 hectáreas ubicado en el kilómetro 427 de la ruta 11 del que ya se vendió el 50 por ciento de los lotes en la primera etapa. Es un predio abierto, está implantado en una zona residencial extraurbana aprobada por el Municipio de Villa Gesell y se proyectó en función de una muy baja densidad de población. Cuenta con tres zonas de uso residencial unifamiliar, áreas deportivas y club náutico, zona comercial de cuatro hectáreas y zona hotelera, que se acceden en forma directa desde la ruta.” Hay 120 familias que ya son propietarias. Las obras de la primera etapa están avanzadas en un 90 por ciento y para mediados de 2017 se comenzarán a construir las primeras propiedades”, explica Guillermo Cervini, titular de BPK, empresa desarrolladora y constructora con experiencia en el mercado residencial, industrial, comercial y de salud entre otros.

Pensado para otro tipo de demanda, en San Bernardo, Debra García, titular de la inmobiliaria homónima, menciona que actualmente cuenta con departamentos a estrenar de uno a cuatro ambientes, en venta con amplias facilidades y financiación. “La oferta va dirigida a un sector integrado por asalariados que pueden pagar una cuota”, define la broker con un portfolio integrado también por departamentos en otros balnearios cercanos como Mar de Ajó y Costa Azul, además de San Bernardo. ¿Precios? El rango es amplio: desde los US$ 41.000 hasta los US$125.000, monto este último que corresponde a departamentos de calidad, muy bien ubicados y con cochera. “Son unidades nuevas Aue compiten con lo viejo del mercado, prácticamente al mismo valor”, aporta García.

Finalmente, Mar del Plata presenta una situación similar. Según informa el vicepresidente del colegio de martilleros y corredores públicos local, Horacio Espatolero, actualmente se está haciendo entrega de las unidades premium, con desarrollo en auge durante los últimos años. “¿Barrios privados o urbanizaciones cerradas? Nada nuevo, aunque sé que hay algunos proyectos en espera de aprobación por la zona de Los Acantilados”, contesta al ser consultado por estos productos.

Con más de 600.000 habitantes -es la séptima ciudad de la Argentina en términos poblacionales; la tercera de la provincia-, también en Mar del Plata hay expectativas por las repercusiones positivas que traería consigo el blanqueo de capitales, Pero así como ante el futuro cercano hay optimismo en parte del sector, también están los escépticos. Según dicen, temen el impacto negativo que tendría la suspensión de los fines de semana largos sobre el mercado. “Aquellos que buscan rentabilidad, desistirán de Invertir en un departamento en la costa ante la falta de potenciales turistas”, reflexionan. “Aquí, cualquier cosa que afecte al turismo golpea a cualquier otra actividad”, sintetizan.

Por Victoria Aranda, Sábado 21 de enero de 2017
Publicado en el suplemento Propiedades & Countries del diario LA NACION

Etiquetas:  

Un estudio anticipa que un inmueble comercial ubicado en Mar del Plata deja una renta de entre 7 y 8 por ciento; qué inversión demanda la apuesta.

El alquiler de unirunueble comercial en la costa atlántica brinda una rentabilidad  superior a la que ofrece un departamento en Buenos Aires. Esta es una de las conclusiones del equipo de estudios económicos del sitio especializado ZonaProp que analizó el negocio comercial a orillas del mar. El mismo informe estableció que la rentabilidad bruta anual de un local en Mar del Plata ronda entre el 7,4 y 8 por ciento.

Porcentajes que están por encima de lo que deja el negocio de renta de una unidad residencial en plena ciudad de Buenos Aires que estiman en el orden de 5,1 por ciento. “Una de las razones que explican la mayor renta es la escasez en la oferta de inmuebles comerciales para alquilar en relación a su demanda, si se lo compara con la ciudad de Buenos Aires”, apunta Federico Barni, CEO de ZonaProp.

Sin embargo, de acuerdo con las mediciones del sitio, el volumen de oferta registra un incremento respecto a principios de año y al mismo periodo del año anterior. “No hay inconsistencia”, agrega el directivo. “Aun cuando hay un aumento en la oferta de locales, persiste la presión de la demanda que hace que el precio pueda mantenerse elevado y que la rentabilidad del inmueble comercial sea mayor que la de un departamento en Buenos Aires”, analiza.

Respecto a la oferta de locales, el informe cuantificó a comienzos de diciembre una oferta de 340 locales en alquiler en toda la costa. De ese número, la mayoría, 85 por ciento se ubicaba en Mar del Plata, secundado por Pinamar. “No ha ingresado nueva oferta de m2 comerciales en alquiler en Mar del Plata”, afirma Horacio Espatolero, vicepresidente del Colegio de Martilleros y Corredores Públicos de esa ciudad. Agrega que si bien hay zonas donde prácticamente no se comprueba vacancia como la zona de Güemes en Playa Grande, hay otras en las que cuesta conseguir nuevos inquilinos. Respecto a los precios, afirma que se mantuvieron fijos y en algunas ocasiones se negociaron rebajas. En datos concretos, alquilar un local comercial de 35 m2 en Mar del Plata cuesta un promedio de $ 7140 mensuales. Es decir, alrededor de $204/ m2. Como suele ocurrir en la valuación de inmuebles, el precio del m2 tiende a disminuir con la superficie. De hecho, ZonaProp indica que el alquiler de un inmueble de 80 m2 cotiza $13.440 al mes, mientras que uno de 180 m2 ronda los $ 23.760.

A la hora de analizar, cuánto hay que invertir para tener un inmueble comercial en alguna ciudad cercana al mar argentino, el estudio relevó un local comercial de 35 m2 en Mar del Plata tiene un precio medio de US$ 75.075, lo que representa un promedio de US$ 2145/m2. Mientras que un inmueble de 180 m2 se vende en US$ 243.000. Actualmente hay 850 locales comerciales en venta en toda la costa atlántica; 80 por ciento de esa oferta se ubica en Mar del Plata.

Con el 11 por ciento de la oferta en venta y el 8 por ciento de alquiler, Pinamar ocupa el segundo lugar en el mapa del mercado de las ciudades balnearias, En esta plaza, los precios también mantuvieron los valores del año pasado. “En los casos que hubo aumento, fue mínimo “, explica Guariniello. En el mercado estiman que un punto de venta de una planta baja y primer piso de unos 35 m2 en esa ciudad balnearia se renta por $200.000 la temporada/año, libre de todo gasto. Los rubros de mayor presencia son la indumentaria, el calzado y los accesorios, y por ahora no se vislumbra alguna zona comercial nueva en la ciudad.

En Cariló, la corredora Claudia Liscio coincide en que los precios de los alquileres no han variado de un año a otro. “Las renovaciones han costado mucho”, puntualiza., reconociendo que ésta no ha sido la mejor época en cuanto a demanda. “Aun cuando acá se levantan las persianas de jueves a lunes, las ventas son pocas y los inquilinos tienen gastos fijos”, explica la mujer que trabaja en la inmobiliaria local Santamarina En números concretos, un alquiler promedio de un local chico de 30 m2 oscila entre $ 30.000 y $ 40.000 por temporada Liscio agrega que también se comercializan otros formatos, como los gazebos, de 2 x 2 o de 1,5 x 1,5, en general, administrados por los paseos comerciales o por sus propios dueños.

“Desde hace tiempo, hay cambios en el comportamiento de las grandes marcas que antes alquilaban locales en Cariló más allá de que vendieran o no”, afirma Liscio y finaliza: lap resencia y promoción ya no alcanza, en la temporada también buscan rentabilidad y no siempre consiguen ese resultado”.

Por Victoria Aranda, Lunes 16 de enero de 2017
Publicado en el suplemento Inmuebles comerciales e industriales del diario LA NACION

Etiquetas:  

El Paseo Aldrey demandará una inversión, sólo de obra neta, que superaría los 500 millones de pesos. La apuesta incluye la recuperación del edificio de la calle Alberti.

MAR DEL PLATA. Hubo que tomarse el tiempo para encontrar el momento justo de encontrar el peldaño libre de las escaleras mecánicas para dar el paso y viajar desde un nivel a otro. Lo mismo para encontrar mesa libre allí donde el café es estrella. Y sobre todo paciencia a la hora de las compras, potenciadas por un fin de semana largo que acercó decenas de miles de turistas y promociones de tarjetas de créditos que disparaban tentaciones.

El nuevo shopping de la ciudad, que ocupa buena parte de las dos manzanas donde durante décadas y hasta hace tres años funcionaba la terminal de ómnibus de media y larga distancia, tuvo un debut soñado. Aun cuando todavía quedan locales por habilitar.

La millonaria inversión, que sólo en obra dura superaría los 500 millones de pesos, incluye además la recuperación del centenario edificio que da a calle Alberti, que oficiará como área de oficinas administrativas y multiespacio para muestras de arte, exposiciones y conferencias.

Con la apertura del Paseo Aldrey la ciudad da un nuevo e importante paso en cuanto a desarrollo de grandes superficies comerciales, limitadas hasta hace poco al pionero shopping Los Gallegos y más tarde el Paseo Diagonal, ambos en pleno centro y apenas separados por la Diagonal Pueyrredón.

A la par, y con fecha de inauguración estimada para el próximo 15, Mar del Plata espera por el Florida Premiun Outlet. Un complejo de 4500 m2, construido justo donde la ruta 2 se encuentra con la avenida Constitución, en el que confluirán primeras marcas de indumentaria, electrónica, juguetería y librería con productos de segunda selección o fuera de estación a precios muy rebajados.

El shopping se emplaza en el predio donde funcionó la ex terminal de ómnibus

Impacto inmobiliario

El shopping y centro cultural en la ex terminal nació con una disputa entre tres proyectos vía iniciativa privada, uno de los cuales llevaba diseño del arquitecto tucumano César Pelli. Al final de la historia la propuesta ganadora fue la de un grupo de empresarios locales encabezado por Florencio Aldrey Iglesias, titular del multimedios La Capital y los hoteles Hermitage y NH Provincial.

Con proyecto y dirección del estudio Mariani-Pérez Maraviglia, el mismo que aquí diseñó el Sheraton Mar del Plata, shopping Los Gallegos y Aquarium entre otras obras, en dos años y medio se completaron los 46.000 m2 cubiertos que incluyen unos 110 locales y seis cines repartidos entre subsuelo, planta baja y dos pisos. También incluye 500 cocheras subterráneas, la restauración del edificio histórico cuyos trazos originales pertenecen al arquitecto belga Jules Dormal y dos plazas internas, en una de las cuales se instaló la obra Mujer Reclinada, original del artista colombiano Fernando Botero.

Jerónimo Mariani, uno de los responsables del estudio Mariani-Pérez Maraviglia, destaca tres particularidades del edificio. La primera, el sistema de fachada ventilada lograda con placas cerámicas de tres metros por uno que impiden el ingreso de luz solar. “Un gran aporte en sustentabilidad porque permite refrigerar con significativo ahorro energético”, explicó. El segundo, un sistema de aire acondicionado con tecnología alemana de última generación que bajo el mismo concepto es más eficiente y reduce el consumo. Por último, la apertura de la calle Rawson que, a nivel de cocheras, permite a los automovilistas atravesar el complejo de lado a lado.

Las principales marcas de indumentaria se aseguraron espacios en este shopping que reservó parte del primer piso a patio gastronómico y el segundo a seis salas de cine, una de ellas con el innovador sistema de sonido Dolby Atmos, el más avanzado en el mundo. Sólo en inversión comercial se estima un desembolso que supera los 250 millones de pesos.

El primer gran impacto que ha tenido este shopping y centro cultural en el entorno es la jerarquización de esta zona, a no más de 500 metros de la rambla Casino, y la valorización de todas las propiedades del entorno, en su mayoría edificios de departamentos y locales comerciales.

El otro, aún en instancia de expectativa y evaluaciones, es la relación que establecerá con el muy cercano centro comercial de calle Güemes. Varias de las marcas que estaban en el paseo a cielo abierto también se instalaron en el nuevo complejo. El verano que ya golpea las puertas permitirá una primera medida del vínculo: si pueden convivir y ser parte de un gran circuito equidistante de Los Troncos y el centro o si, de acuerdo a cómo reaccione el público, entran en abierta competencia.

El flamante espacio prometía acercar marcas que, a pesar de su fuerte presencia en el país, todavía no habían recalado en Mar del Plata. Por distintos motivos, firmas como Falabella, Starbucks y tiendas Zara desistieron a último momento. Quizás la novedad más destacada es el desembarco de Le Pain Quotidien, la cadena belga de panificados y original propuesta gastronómica.

Un mall estilo americano

Nike, Levi’s, Lacoste, Paula Cahen D’anvers, Grisino, Librería Cúspide y Open Sports son las marcas que tienen espacio asegurado en el Florida Premium Outlet, la otra gran novedad comercial que tendrá la temporada de verano marplatense.

En este caso la inversión es unipersonal y corre por cuenta de la empresa Open Sport, que nació aquí como una pequeña casa de ropa deportiva y hoy tiene más de 50 sucursales. “Será un gran mall, al estilo americano, que le dará a la ciudad una propuesta que no tenía y a los marplatenses y turistas algo que siempre los tienta, que es buscar oportunidades y excelentes precios”, detalló Marcelo Cardellino, responsable de la firma.

El punto geográfico elegido es estratégico. Será, junto al hipermercado Carrefour, lo primero que verán los turistas que arriben en automóvil por Ruta 2. Y quizás la última escala de compras antes de emprender el viaje de regreso. En este caso el edificio es todo en planta baja, con estacionamiento propio y área de servicios. En cuanto a la firma Cúspide, su propuesta irá más allá de los libros y avanzará en electrónica y juguetería. Se estima que generará entre 250 y 300 puestos de trabajo permanentes. Cardellino destacó que más allá del turismo también confían en la demanda que genera la clientela local. “El marplatense es buscador natural de rebajas y buenos precios”, concluyó.

Por  Darío Palavecino, Lunes 7 de diciembre de 2015
Publicado en el suplemento Inmuebles Comerciales del diario LA NACION

Etiquetas:  

Inversiones en pozo y la compraventa esperan señales del próximo Gobierno, este trimestre marcó vaivenes en las operaciones con una pausa notoria en agosto último.

MAR DEL PLATA. Son tiempos en que los billetes queman y los ladrillos, cuándo no, asoman siempre como garantía de valor. Más aún si se trata de construcciones frente al mar, como ocurre con algunas de las torres que están a punto de incorporarse al mercado inmobiliario local.

Este trimestre electoral marcó vaivenes en las operaciones con una pausa notoria hacia agosto último, cuando fue el turno de las primarias. Un respiro que se extendió hasta ese cierre de octubre que parecía cargado de definiciones. Y, por fin y más que bienvenido en el sector, un repunte en estas últimas tres semanas que fueron previa del ballottage en el que Mauricio Macri se coronó nuevo presidente.

Entre los operadores del ramo reconocen que la demanda se afirmó apenas se supo que para conocer al sucesor de Cristina Fernández había que esperar casi un mes más. Entonces lo que antes era consulta, de repente se convirtió en una venta confirmada.

Una imagen de dos de los emprendimientos a estrenar, que están a la venta. FOTO: Mara Sosti

Luis Silva, directivo de la Cámara de Desarrolladores Inmobiliarios, confirmó a La Nación que desde comienzos de este mes se nota una significativa mejora en todo el sector. “Hay que destacar cómo se reactivó la inversión, en especial en lo que hace a pozo y edificios en construcción”, explicó.

Es también quien está al frente de Maral Explanada, el complejo diseñado por César Pelli. En esa esquina de Playa Chica que asoma al mar como pocas ya se ve lista en su estructura la primera de las tres torres. Aseguró que a esta fecha tienen dueño el 60% de las unidades que salieron a la venta y estarán habitables a partir de marzo. “A la brevedad entra al mercado la segunda torre”, anticipó Silva.

Es sin dudas el emprendimiento de departamentos más destacado y de mayor jerarquía que tenga Mar del Plata por estos días. El punto más alto para un mercado inmobiliario que sigue incorporando propiedades nuevas con valores que, más allá del ritmo de comercialización, no tuvieron mayores cambios. Hay que calcular en 2500 dólares por metro cuadrado en sectores de calles adentro, como puede ser el muy prolífico entorno centro comercial Güemes, a un piso de 3500 si los ventanales permiten vista al mar.

Ese sector en particular fue protagonista destacado en los últimos tiempos y tiene ahora un valor adicional con el flamante shopping y centro cultural que se acaba de levantar en las dos manzanas que albergaron durante décadas a la vieja estación de ómnibus.

Lo bueno es que la búsqueda de nuevos espacios para estos desarrollos no se detiene. Frente a las playas, con el centro y la zona de Playa Grande y Golf ya bien cubierta, las opciones se abren a norte y sur. Hacia el primero de los extremos la expansión nació hace algunos años. Y sobre Punta Mogotes las inversiones empezaron a caer hace dos temporadas, con primeros resultados ahora, como es la torre Ulises, de cara al complejo de balnearios del sector.

Las construcciones nuevas, en cuanto a edificios nuevos se refiere, también ganan espacio en áreas céntricas, las zonas de La Perla más próximas a la costa y hay muchas expectativas sobre la reconversión que podría darse en el corredor de calle Alem, eje central del ex polo de nocturnidad de Playa Grande que mutó hacia el perfil comercial y, de a poco y cada vez más, unidades en altura.

Miguel Ángel Donsini, presidente del Centro de Martilleros y Corredores Públicos de Mar del Plata, también refiere a la pausa lógica y recurrente que se da en las operaciones inmobiliarias cuando hay coyunturas electorales con cambios de gobierno de por medio. “Pasó hasta cuando estaba cantado que Cristina Kirchner iba a ser reelecta, en 2011″, comentó a La Nacion.

Con valores que se mantienen sin mayores modificaciones y ya con la certeza del nuevo presidente, Donsini considera que ahora habrá que esperar a las primeras señales del nuevo gobierno, a partir del 10 de diciembre. “En particular con el dólar”, advirtió sobre la moneda que rige la dinámica del mercado.

Afirmó que por eso la compraventa de usados está con el freno de mano puesto y confió en que hacia fin de año, y más aún hacia el fin de la temporada estival, en esta ciudad y la costa se podrá ver hacia dónde apunta el mercado.

El otro gran impulso en la construcción está en las viviendas unifamiliares. Los créditos de programas oficiales abrieron una chance que se aprovecha y bien. Se levantan nuevas casas en los barrios, con notorios progresos en puntos periféricos que ofrecen tierras a mejor valor. El gremio de albañiles asegura que, aún con 30% menos de torres en marcha que otros años, están con ocupación plena de su mano de obra.

Por Darío Palavecino, Sábado 21 de noviembre de 2015
Publicado en el suplemento Propiedades & Countries del diario LA NACION

Etiquetas:  

Según los inmobiliarios el Real Estate de esa ciudad costera goza de muy buena salud; actualmente en la urbe se construyen modernos edificios de calidad de gran nivel que renuevan un centro para vivir como ir de vacaciones

MAR DEL PLATA. Este período previo a elecciones presidenciales, siempre empapado de incertidumbres y ávido de señales claras, justifica el respiro que se toma el mercado inmobiliario en la costa. Una excusa válida, por cierto, para un movimiento muy tranquilo que la actividad de compra y venta de propiedades mantuvo durante casi todo el año.

Aún así se puede asegurar que la industria del ladrillo está con vida, goza de buena salud y el ritmo de sus latidos va al compás de las construcciones en marcha que incluyen un combo de modernos edificios de departamentos, emprendimientos comerciales y un repunte en todo lo que hace a nuevas viviendas unifamiliares.

La principal propuesta, o al menos la más vistosa, está de cara al mar. Y la mayor atracción, como ocurre desde que se habilitó la obra, es Maral Explanada, el desarrollo que contempla tres torres de más de 20 pisos con el fenomenal valor agregado que implica el haber sido diseñadas por el arquitecto tucumano César Pelli. La primera unidad está lista en su estructura, en etapa de colocación de aberturas y próxima al avance de la instancia final, que atenderá sus interiores.

Continuar leyendo »

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Etiquetas: