Son muy buscados por las empresas para edificar plantas; el piso del valor del m2 supera los 25 dólares.

El mercado de las fracciones industriales sigue en plena actividad. Y los signos se advierten en la cada vez mayor demanda de lotes por parte de empresas que desean levantar su planta desde cero o que buscan invertir en activos para resguardar el dinero y también pensar en el futuro.

En ese sentido, los brokers coinciden en que este año fue más fructífero en cuanto a cantidad de consultas y operaciones registradas para la adquisición de parcelas, tanto para aquellas que tienen buena ubicación o están sobre la ruta como las que se encuentran dentro de los parques industriales o áreas fabriles.

Julio Martínez Zavalía, titular de Martínez Zavalía Propiedades, explica que “el panorama es bastante más positivo respecto del año último, lo que se ve reflejado en una demanda creciente de empresas (de las cuales el 80% son pymes) para instalarse en los parques industriales de la provincia de Buenos Aires.”

Agrega que un gran porcentaje de la demanda tiene que ver con la instalación de firmas relacionadas con la logística: “Actualmente las búsquedas son más repartidas con la industria del plástico, autopartistas y, en menor medida, por metalúrgicas y laboratorios”, dice.

Por su parte, Matías Castro Cranwell, de la división industria de Castro Cranwell & Weiss, destaca: “La demanda por terrenos en los parques se mantuvo bastante activa, en especial en los que están ubicados en Pilar, Garín y Tigre. Pero lo negativo en estos puntos es que la oferta es baja; en cambio, hay más opciones para comprar tierra en Campana y Zárate y en sus respectivos parques o áreas industriales, que siguen mostrando un buen crecimiento.”

Ricardo Costa Chiappe, de la división industrias de L. J. Ramos Brokers Inmobiliarios, agrega que “si se tiene en cuenta la inflación real que muestra nuestra economía, considero que es un momento propicio para la compra de las fracciones industriales bien ubicadas, ya que los valores en dólares por m2 no han sufrido grandes variaciones en los últimos meses”.

Acuerdos

La firma Martínez Zavalía concretó varias operaciones esta temporada, como la venta de 10.000 m2 en el Parque Industrial de Pilar para un laboratorio. También se vendieron otros 10.000 m2 en esa localidad para una empresa que lo rentará. A ellos suma el alquiler de un depósito de 5000 m2 para logística en el Parque Industrial de Pilar y 1000 m2 en la zona del Triángulo San Eduardo destinado a una firma dedicada a materiales para la construcción.

Mientras que Castro Cranwell & Weiss vendió una fracción en el Parque Industrial de Tigre, de 9000 m2 por un valor aproximado de 50 dólares el m2.

Sobre los precios se generó un incremento del valor por m2, durante los últimos años, en particular en la zona del partido de Malvinas Argentinas (que posee mucho movimiento en el Parque Industrial de Tortuguitas, por ejemplo), los terrenos que se comercializaban en el 2003 a 20 dólares el m2, hoy se ofrecen entre 70 y 80 dólares por m2

En cambio, en el de Pilar el valor del m2 está en los 50 dólares, con una suba levemente menor (entre 2007 y 2008 los precios rondaban los 35/40 dólares).

Habitualmente, los terrenos ofrecen buena infraestructura de servicios, en especial los que están dentro de complejos o en áreas industriales. Están provistos de fuerza motriz, agua corriente, red cloacal, gas industrial y acceso para el transporte público, así como exenciones en impuestos públicos y municipales.

“En la zona sudoeste existen dos nuevos parques industriales en franco crecimiento, que son los de Cañuelas y La Matanza, con ágiles accesos y muy buena calidad e infraestructura. Por lo tanto consideramos que es un buen momento para la compra de tierras industriales tanto como inversión como reserva de tierra, ya que no se prevén nuevos parques en el corto plazo y la vacancia de este tipo de terrenos es muy baja. La prueba está en los fuertes aumentos de precios registrados”, dice Agustín Weiss, de Castro Cranwell & Weiss.

Por lo general, las empresas suelen comprar la tierra, no realizan alquileres a excepción de los galpones y plantas industriales, donde son más frecuentes las locaciones. “Entre las excepciones, algunas alquilan para exposición de maquinarias o automotrices. Pero deben estar sobre rutas o accesos de alto tránsito”, indica Costa Chiappe.

L. J. Ramos posee varias fracciones para ofrecer al mercado, por ejemplo en el Parque Industrial Pilarica (próximo al Parque Industrial de Pilar), cuyas superficies están en un rango entre los 5000 y 11.800 m2 (se pueden comprar fracciones linderas para optar por mayor superficie) y los valores están entre los 38 y los 48 dólares por m2. En el de Campana, con lotes entre los 10.000 y 68.000 m2 los valores están entre 28 y 37 dólares el m2.

José Luis Cieri, 19 de octubre de 2010.
Publicado por LA NACION:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 

Comments are closed.