La complicada coyuntura actual parece ensombrecer esta época, que, como preludio de la primavera, regala días soleados y más templados, un contrapeso ante tanta crispación y desbordes cotidianos que parecen no tener fin.

Pese a tanto malestar el sector se mantiene firme y aprovecha esos segmentos típicos de esta temporada para acercar la oferta a la demanda, con proyectos que apenas se esbozan y otros que toman forma. También en el área comercial, donde las cadenas buscan espacios en lugares clave y afianzan sus marcas con buena respuesta de parte del público. En un recorrido por la ciudad, una buena parte de las obras en ejecución son de menor volumen lo que parecía habitual entre fines de los años 90 y hasta hace unos años. Es que los terrenos escasean (tal como se refleja en la nota de tapa) y los costos de los materiales siguen subiendo. Si los números no cierran, el desinterés crece.

Idas y vueltas de este mercado que de a ratos se desacelera, circunscripto en un escenario complejo donde la sociedad afronta temas preocupantes como la inseguridad y la inflación.

De todos modos, el sector da batalla y apuesta con más conciencia y análisis en los pasos por seguir. No es tiempo de precios disparatados, pero tampoco de obras faraónicas, salvo excepciones, cuando las variables respaldan determinados emprendimientos. ¿Y por qué no hablar de las unidades usadas? Con buen mantenimiento, en ubicaciones interesantes, además de las más exclusivas en zonas muy cotizadas, las mejores realzan los buenos materiales, así como la arquitectura de otra época. De hecho, los edificios de categoría, de hace treinta años o quizás algo menos, también cuentan a la hora de analizar las propiedades que ofrece el segmento de los usados, y que en muchos casos no sólo no tienen nada que envidiarles a los nuevos, sino que en su conjunto y con arreglos o reciclados incluidos son capaces de competir con otros a estrenar, cuya calidad en muchas ocasiones no está a la altura de lo que se anuncia.

¿Cuestión de costos? Es posible. ¿Serán estos temas parte de los que se tratarán en los próximos encuentros del sector? La semana próxima, la Cámara Inmobiliaria Argentina presenta el Congreso Internacional Inmobiliario y estará allí una buena parte de los protagonistas de la actividad. Parece un buen momento para debates y reflexiones acerca de cómo seguir en los meses que vienen.

Adriana B. Anzillotti, 11 de septiembre de 2010.
Publicado por La Nación.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 

Comments are closed.