Considerados el micro y macrocentro, Armando Pepe señala que existe “una gran cantidad de interesados en la compra de oficinas, de entre 100 y 200 m2, de las cuales no hay disponibilidad”.

La demanda proviene de pymes de servicios y estudios profesionales que buscan establecerse. Por el otro lado, hay una abundante oferta de unidades en alquiler, que van entre US$ 1.500 y 2.500 por mes, según el edificio, que no encuentra locadores. Buena parte de las oficinas incorporadas al mercado en los últimos tiempos están en esa situación, e incluso, según el operador, se ha producido una baja en los valores que pasaron de US$ 30 a 25/26 por m2, en edificios a estrenar, de muy buena categoría.De acuerdo con los datos del SOM, y para ejemplificar la aseveración, el empresario comenta que entre las 200 firmas registradas en Capital Federal, hay 247 oficinas en venta y 1.824 en alquiler.El nivel de inversiones en compraventa de oficinas se ha mantenido alto, según los operadores, ya que el segmento fue elegido como refugio para preservar el capital, a pesar de la escasa oferta por la falta de producto existente.

Coincide Luis Martínez di Virgilio, director de CB Richard Ellis quien aporta que “Se han concretado adquisiciones de oficinas, que ya cuentan con un inquilino y que aseguran rentas del 9 al 10% anual, en ubicaciones prime”. Y agrega que en la Zona Norte, se pueden hallar algunos nuevos desarrollos que auguran rentas del orden del 17% anual.Respecto de los proyectos, si bien el Macro centro y Catalinas presentan los niveles más bajos de vacancia, experimentan poco movimiento con motivo de la escasez de de terrenos y las altas incidencias. Aunque la reciente adquisición de dos predios en Catalinas por parte de Irsa y Consultatio –subastados por el Banco Ciudad- hace prever nuevas propuestas a corto plazo de dos apostadores fuertes del Real Estate.

Publicado en ÁREAS Digital, 14 de septiembre de 2010.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 

Comments are closed.